¿Qué es un costo estándar? – Definición | Significado | Ejemplo

Definición: Un costo estándar es un gasto estimado que ocurre normalmente durante la producción de un producto o el desempeño de un servicio. En otras palabras, esta es teóricamente la cantidad de dinero que una empresa tendrá que gastar para producir un producto o prestar un servicio en condiciones normales.

¿Qué significa el costo estándar?

Los costos estándar a veces se denominan costos preestablecidos porque se estiman en función de las estadísticas y la experiencia de la administración. Básicamente, la gerencia calcula cuánto debería costar cada paso en el proceso de producción en función del valor de mercado de los bienes, los salarios medios pagados por empleado y las tarifas de servicios públicos promedio. Esta cantidad calculada estimada es el costo estándar. Es la cantidad que la empresa debería tener que pagar para producir un bien.

Ejemplo

La gerencia usa estos costos de dos maneras diferentes. Primero, los utilizan para planificar futuros procesos de producción y aumentar la eficiencia. Al observar los costos predeterminados para las operaciones, la administración puede innovar nuevas formas de producir productos que no requieran los mismos procedimientos, reduciendo así los costos.

En segundo lugar, la administración utiliza estos gastos para determinar qué tan razonables fueron los costos reales para el período. Dado que los costos actuales y los costos reales rara vez son idénticos, la gerencia puede evaluar qué tan cerca los gastos reales coincidieron con lo que deberían haber sido. Esto es similar al proceso de presupuestación. Si los gastos reales fueran más altos que los gastos preestablecidos, la empresa tendría una variación desfavorable. Por otro lado, si el valor real es menor que el estándar, se dice que la diferencia es una variación favorable. La gerencia puede utilizar estas variaciones de dos maneras. Puede evaluar las eficiencias o ineficiencias que llevaron a las variaciones y ajustarlas. También puede evaluar los gastos por fraude.

Por ejemplo, si el material real estuviera muy por encima del límite estándar, la gerencia puede investigar por qué se compraron tantas materias primas y si todas las compras se pusieron en producción. Esto asegura que los empleados no estén pidiendo bienes y no los roben. Por lo general, los costos estándar se dividen en tres categorías: material, mano de obra y gastos generales.


Contenido

  • 1 ¿Qué significa el costo estándar?
  • 2 Ejemplo